Técnica y tratamiento


-- DESCARGAR Técnica y tratamiento EN FORMATO PDF --


TÉCNICA Y PLAN DE TRATAMIENTO

Se utiliza una jeringuilla de 3 a 5 ml. La elección del calibre de la aguja depende del vaso que se desee esclerosar y de la viscosidad del producto utilizado; las agujas muy finas se reservan para el tratamiento de las telangiectasias.

Durante la primera sesión, se utilizará una baja concentración para valorar su tolerancia.

El paciente se colocará sentado durante la punción del vaso Se controlará que la sangre sea venosa y no arterial. La inyección será lenta para favorecer el máximo contacto del esclerosante con la pared venosa.La pierna se puede y debe levantar para vaciar la vena y estimular el contacto con la pared y evitar la dilución del esclerosante. En el caso de esclerosis de venas menos importantes o de telangiectasias, donde es decisiva la precisión de la maniobra, el paciente permanecerá acostado.Inmediatamente después de la inyección, se aplica una compresión selectiva del punto de punción y del trayecto venoso tratado, que se completa con un vendaje elástico del miembro. Esta compresión es fundamental.

La técnica puede afinarse inyectando antes del esclerosante una pequeña burbuja aérea (air-block) para favorecer la micronización del esclerosante y un mejor vaciado de la vena, así como un mecanismo de seguridad.

El intervalo entre las sesiones de tratamiento será de al menos dos semanas, debiendo observar la posible aparición de signos de intolerancia o alguna complicación.

Ha de evitarse la inyección paravenosa, dado el riesgo de periflebitis y de necrosis. La inyección ha de efectuarse sin resistencia y sin dolor. Toda molestia que se sienta durante la inyección obligará inmediatamente a la interrupción de la misma.

Disminuyendo la concentración y dependiendo más del vendaje compresivo, disminuyen los efectos negativos.Por medio del Doppler se evitan errores venas-arterias.

En el dorso del pie no se practica escleroterapia.

La llamada Técnica de Sigg intenta disminuir al mínimo el riesgo de la esclerosis, mediante mecanismos de seguridad, que son los siguientes:

* Uso de una aguja gruesa, de 1,2 mm de grosor, de manera que si accidentalmente hubiéramos localizado una arteria en vez de una vena, la fuerza y volumen de la sangre que entraría en la jeringa nos indicaría tal situación, evitando el error.

* Uso de una jeringa de cristal que corra bién el émbolo, para permitir notar toda resistencia a la inyección del esclerosante.

* Uso del “air-block”.

El tratamiento esclerosante debe ser planeado previamente. Son clásicos cuatro esquemas:

Técnica “de abajo a arriba”: las varices se esclerosan primero distalmente y el tratamiento finaliza con la obliteración de los troncos nutricios. Es un método lento y prudente que precisa de numerosas sesiones.

Técnica en un tiempo: intenta erradicar en una sola sesión la totalidad de las venas varicosas. Es una técnica difícil y no exenta de riesgos.

Técnica “de arriba a abajo”:consiste en esclerosar en primer lugar los troncos nutricios, los cayados y las perforantes. En una primera fase se ignoran los trayectos varicosos y sólo se inyectan si persisten durante el tratamiento. Técnica difícil.

Asociación de esclerosis y cirugía: la esclerosis complementa una cirugía poco agresiva (ligadura de cayado, stripping segmentario, etc.) que suprime los puntos de reflujo. Las recidivas varicosas son menos frecuentes.

Posts Destacados
Páginas destacadas
Traducir esta web
Visitas
free counters