Tipos de varices


-- DESCARGAR Tipos de varices EN FORMATO PDF --


Formas clínicas de varices

Varices primarias o esenciales:

Constituyen la gran mayoría de esta patología.

Las podemos clasificar topográficamente en:

# Varices safenas internas y/o externas.

Son prácticamente la única forma de varices esenciales susceptible de provocar trastornos tróficos graves.

# Varices difusas subcutáneas.

Se da sobre todo en la mujer. No suelen provocar la aparición de úlceras.

# Varices aisladas no safenas.

Las lesiones cutáneas son raras.

# Varices dérmicas.

Se localizan preferentemente en los bordes del pie, en la parte inferointerna de la pierna y el muslo, y en la cara externa del muslo.

# Varices profundas idiopáticas.

Debidas a una hipotonía parietal asociada con insuficiencia valvular de las venas profundas sin antecedentes tromboflebíticos. Dan una amplia sintomatología subjetiva. Diagnóstico por la flebografía. Muy poco frecuentes.

Varices secundarias:

*Varices posflebíticas

Las trombosis profundas dejan secuelas varicosas, por mantenerse la dilatación de la red superficial y la insuficiencia valvular, incluso con los troncos venosos profundos ya repermeabilizados.

Las secuelas serán tanto más graves y frecuentes cuanto más proximal haya sido la trombosis. Son muy habituales.

Más frecuentes en la mujer y en la edad madura.

Morfológicamente, el aspecto clínico de las varices posflebíticas puede resumirse en tres tipos fundamentales:

- El primer tipo es muy similar al de las varices safenas.

- El segundo tipo, se presenta como una insuficiencia venosa difusa y anárquica.

- El tercer tipo se caracteriza por varices de pequeño o mediano calibre, acompañando a una hipodermitis escleroinflamatoria.

*Varices congénitas por anomalías anatómicas:

# El síndrome de Klippel-Trenaunay.

Se manifiesta por una tríada sintomática unilateral, que aparece en la infancia o la adolescencia y se caracteriza por:

- hipertrofia de una extremidad inferior;

- varices, y

- angíoma plano, existente ya desde el nacimiento.

# La agenesia de los troncos venosos profundos.

La importancia y topograiía de las varices varían en función de la localización y extensiónde la agenesia venosa profunda; la similitud con las varices esenciales puede ser absoluta.

# La fístula arteriovenosa congénita

Las varices se desarrollan en ocasiones de una forma relativamente rápida, circunstancia que debe siempre llamar la atención. La falta de vaciamiento de las varices cuando se eleva la extremidad constituye el segundo signo de anormalidad; y el carácter pulsátil de las venas subcutáneas, el frémito o un soplo continuo con refuerzo sistólico son elementos diagnósticos, pero no siempre presentes.

# La ausencia o desarrollo insuficiente de las válvulas ostiales de una de las safenas o incluso de otras válvulas situadas más arriba.

# La avalvulación femoral, bastante frecuente, sobre todo en el hombre, que determinauna hipertensión ortostática y dilataciones iniciales de las anastomosis venovenosas y secundariamente de las venas superficiales. La avalvulación femoral es incurable, que da lugar a recidivas en otras venas superficiales por dilatación de otras anastomosis.

# El síndrome de Cockett

La vena ilíaca primitiva izquierda queda comprimída por la arteria del mismo nombre que se cruza con ella.

# Otras:

- anomalías anatómicas en la región del hueco poplíteo;

- anomalías de las anastomosis supramaleolares;

- varices laterales crurales;

- safenas anteriores en pacientes que carecen de safena interna crural, etc.

*Varices del embarazo:

Se desarrollan en general entre el segundo y el quinto mes y lo hacen más frecuentemente en las multíparas.

Pueden observarse en las extremidades inferiores y también a la altura de la pelvis. En la vulva, suelen ser unilaterales y pueden ser fuente de complicaciones en el momento del parto (hemorragias y trombosis).

En las extremidades inferiores la topografía de las varices es bastante peculiar: en efecto, no siguen todo el trayecto de una vena safena, sino que se distribuyen por placas en la pierna o el muslo, revistiendo muchas veces en estas regiones el aspecto de telangiectasias subepidérmicas, de color azulado, rojo intenso o violáceo. Entre las complicaciones, cabe citar la flebitis de la red subcutánea que es relativamente frecuente.

La patogenia de estas varices, parece poder afirmarse que es por influencia hormonal.

*Varices de esfuerzo o de origen traumático.

Durante la práctica de deporte de alta competición, se producen bruscas subidas de la presión hidrostática, que acaban repercutiendo sobre las válvulas, pudiendo forzarlas, además de apertura de numerosas anastomosis y de colaterales arteriales musculares, y por otra parte, y sobre todo, se trata de un tipo de esfuerzo que representa un obstáculo al retorno venoso, al ser contracciones sostenidas, mientras que las contracciones rítmicas facilitan el retorno.

El factor principal parece ser el traumatismo a través de una lesión directa de la pared venosa, la apertura masiva de comunicaciones arteriovenosas o una trombosis venosa postraumática localizada con destrucción de las válvulas. Un traumatismo mínimo puede resultar suficiente.

Posts Destacados
Páginas destacadas
Traducir esta web
Visitas
free counters